La pesadilla del hipotecado disminuye, pero el número de desahucios casi se mantiene

L. Ladrón de Guevara C.- Según los datos, en el tercer trimestre del año tan solo se produjeron 10 desahucios menos que en 2014, lo que supone una bajada mínima pero, sobre todo, no se muestra un aumento de los desalojos de viviendas que han causado en muchas ocasiones auténticos dramas a las familias españolas.

Según los datos del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) se hicieron efectivos 18.739 desahucios en total entre abril y junio, teniendo en cuenta los de primera y segunda vivienda. Los datos que ha hecho público en CGPJ reflejan que poco más de la mitad de estos (un 52,6%) se produjeron siguiendo la ordenanza de la Ley de Arrendamientos Urbanos, lo que suponen unos 9.858 de los desahucios totales. Otro 43,4% del total, que se traduce en 8.120 procedimientos, fueron a causa de ejecuciones hipotecarias. El resto corresponde a otro tipo de causas.

Las ejecuciones de desahucios provocadas por la LAU muestran un pequeño descenso del 1,2%, mientras que las ejecuciones hipotecarias se vieron aumentadas en el segundo trimestre en un 2,7%. Este último es el procedimiento mediante el cual los acreedores ordenan la venta el inmueble (en subasta pública por lo general) por el incumplimiento del pago de la hipoteca pendiente del mismo.

Con respecto a lasa ejecuciones hipotecarias, hay otro dato ofrecido por el INE en el que observamos la disminución de las inscripciones de certificados por ejecuciones hipotecarias (datos provisionales), lo que indica que en ese segundo trimestre la tasa disminuyó un 6,% con respecto al trimestre anterior y un 12,5% interanual.

Estos podrían denominarse indicadores de mejora económica, o al menos de estabilidad, pero muchas familias aún se encuentran en situaciones extremas y en busca de soluciones para poder financiar la deudas pendientes y evitar ser desalojados.